Entrevista al Director de Seguridad Portal Web

Miguel Angel Salomón, nació en Montevideo, capital de la República Oriental del Uruguay en el año 1955.

Entre sus actividades, es Jefe de Seguridad y Vigilancia de U.T.E, una de las empresas públicas más importantes de su país.

Miembro del Foro de Profesionales Latinoamericanos de Seguridad, cuenta con gran reconocimiento a nivel nacional e internacional, con una riquísima experiencia en las áreas vinculadas a la seguridad corporativa y vial.

Es Asesor de Seguridad Patrimonial, miembro fundador de las Jornadas de Integración de Seguridad de responsables de Areas Públicas y Director del sitio web Seguridad Portal Web.

¿Cómo nace y a quien está dirigido Seguridad Portal Web?

Seguridad Portal Web, comienza su actividad en Internet, en octubre de 2009, pero la idea nació mucho tiempo atrás.

Como se menciona en nuestro mensaje de bienvenida en Seguridad Portal Web, es un espacio dedicado a la información y divulgación de todo lo relacionado con  las diferentes categorías que hacen a la seguridad.

Constituye un espacio interactivo y sencillo de navegar, donde convergen profesionales, empresas y todas aquellas personas interesadas en una temática, que en estos tiempos, cobra una importancia fundamental para todos.

Nuestra Web, aporta información inherente a las áreas más relevantes: seguridad corporativa, seguridad y defensa personal, prevención de incendios, seguridad vial, seguridad e higiene en el trabajo, etc., de forma compartimentada, lo que hace más fácil para el cybernauta, la ubicación puntual de una determinada temática.

Muchas veces, se tiene el proyecto, pero aún no es el momento. Cuando todo se alinea para concretarlo, se debe adoptar la decisión de llevarlo a la práctica y eso hicimos. 

¿Cuántas personas visitan mensualmente Seguridad Portal Web?

 

Hoy en día, a pocos meses de iniciada su actividad, Seguridad Portal Web, es visitada por unas 30.000 personas por mes, de diferentes países y continentes, de acuerdo a nuestra última medición y sigue creciendo.

¿Qué criterios se aplican para la selección del contenido?

Somos muy exigentes a la hora de seleccionar los artículos que publicamos, situándonos además, en la necesidad de conocimiento que puede tener desde una simple ama de casa, hasta el más importante empresario, pasando por profesionales de seguridad y personal de vigilancia que buscan contenidos que les aporten información, para enriquecer su actividad. Así también, personas que buscan artículos que les ayuden a mejorar su seguridad -como puede ser en el hogar-, teniendo para ello, una categoría puntual donde pueden encontrar una variedad de contenido, que les aportará, lo que están buscando.

Consideramos que la seguridad, debe estar presente en todos los ámbitos de nuestro diario vivir, tomando especial relevancia en lo personal.

Nos ayuda a disminuir los riesgos y -por qué no-, evitarlos.

 

¿Cuáles son las bases que considera fundamentales en la seguridad corporativa?

Desde mi punto de vista, una de las bases primordiales de la seguridad, es contar con una cultura de seguridad, la que todavía no está plenamente arraigada en Uruguay. El protagonismo que vienen tomando desde hace algunos años, la seguridad en el trabajo y la seguridad vial, van marcando el camino, para ser seguidas por la seguridad corporativa y ciudadana respectivamente. En estas últimas, todavía nos queda mucho camino por recorrer.

En una empresa, se puede tener decenas de vigilantes y los más sofisticados sistemas electrónicos, pero si el personal que allí trabaja, no está inmerso en esta cultura, las vulnerabiliades se multiplican y el riesgo crece exponencialmente.

En el caso inverso, se produce un efecto multiplicador y cada trabajador estará atento a cualquier situación anómala, comunicándola de inmediato para que sea intervenida. En otras palabras, se convierte en un Guardia más ya que está convencido, que esta conducta redunda en su propia seguridad y por ende reduce costos operativos.

Un error bastante común, es la instalación de sistemas sin una comunicación previa, que permita que el trabajador lo vaya asimilando y en definitiva lo adopte ya que debe considerarse, que él, también es parte indisoluble de la empresa a proteger. De no hacerlo así, se genera un efecto de rechazo y hasta de sabotaje del sistema instalado.

Otro pilar de la seguridad, lo constituye la capacitación permanente y la evaluación de riesgos.

Por otra parte, es menester contar con políticas de seguridad claras y actualizadas.

La seguridad es dinámica y debe ser proactiva. En varios países de América del Sur, sigue siendo reactiva y así se enfrenta al accionar de una delincuencia, que cada vez, es más violenta y sin ningún tipo de respeto por la vida humana.

 

Usted mencionaba, que en varios países de América del Sur, la seguridad es reactiva, ¿Qué medidas se deberían adoptar para revertir esta situación?.

En primer lugar, se debe analizar las normativas existentes, que regulan la seguridad privada. Tomemos en cuenta, que la proliferación de empresas de servicios de vigilancia y seguridad, surge en función de la demanda de seguridad por parte de una sociedad, que tiene necesidades puntuales que satisfacer y que la Policía no le puede aportar -no porque sea malo su funcionamiento-, sino por la insuficiencia de sus recursos y lo prioritario que significa el abocarse a sus funciones primordiales. La Policía no puede colocar un Agente en cada esquina o empresa.

Es vital, que la seguridad privada sea tomada como un aliado de la policía y colabore con ésta.

Para ello, tres factores tienen que darse inexorablemente:  un nuevo marco jurídico legal, que regule y admita -bajo determinadas normas-, el funcionamiento de estas empresas, contemplando entre otros -por ejemplo- la figura del personal de seguridad ejecutiva (guardaespaldas), el arresto civil, un nuevo alcance más práctico y efectivo, de las funciones del Guardia de Seguridad,  etc.

En segundo lugar, una apropiada y completa capacitación para que el personal de estas empresas pueda cumplir eficientemente su labor.

Tercero, la Policía debe rever su campo de acción para dedicarse concretamente a sus tareas profesionales y reformular su marco regulatorio, a los nuevos criterios de seguridad ciudadana que se aplican a nivel mundial.

La seguridad privada, debe ser un elemento de detección y disuasión, que complementada con la acción policial y las condiciones mencionadas, imprimirían un gran cambio de situación.

Concomitantemente a lo señalado, en algunos países europeos y en EE.UU. ya se vienen ensayando, estudios científicos de los escenarios en que actúa la delincuencia, para anticiparse y lograr intervenciones exitosas. Los resultados vienen siendo muy positivos.

El trabajo mancomunado de la policía con las empresas privadas de seguridad y vigilancia -respetando cada uno su rol y limitantes-, además de la actualización de las normativas, revertirá el escenario actual.

No podemos seguir modificando normas o leyes, luego que los hechos suceden y de allí es que sostengo, que hoy se tiene una conducta más reactiva que proactiva.

 

¿Cree que las empresas de vigilancia están preparadas para afrontar el accionar de la delincuencia?

Antiguamente, la figura del Vigilante era representada por el llamado Sereno, que –por lo general-, era una persona jubilada y para complementar sus ingresos, vigilaba una empresa u obra en construcción en horas de la noche.

Con el advenimiento de las empresas de vigilancia, pasó a tomar su lugar, el Vigilante o Guardia de Seguridad privado, quien inspiraba respeto o al menos reflejaba una buena opción de disuasión frente a la delincuencia, más allá de su pobre capacitación, la cual pasaba inadvertida ya que el malechor, evitaba el enfrentamiento con este nuevo protagonista de la seguridad privada, considerándolo un producto derivado de fuerzas armadas y de allí su temor.

Hoy en día, su imagen se ha desvirtuado, sigue mal capacitado y de acuerdo al avance y arrojo de la delincuencia, está más expuesto y vulnerable que nunca.

En su mayoría, de extracción civil, poco puede hacer, frente a una situación de crisis.

Ha dejado de ser un Guardia de Seguridad para convertirse en un recepcionista de acceso o simplemente portero, dicho con todo el respeto que me merecen, quienes ejercen esos trabajos.

La proliferación de empresas de vigilancia, ha hecho que aumente la oferta –lo cual no está mal- y en tal sentido, los precios tienden a la baja lo que redunda en la necesidad de reducir costos, para preservar la competividad y de allí lo primero que se recorta –entre otros-, son los recursos de capacitación y selección del Guardia, agravado por los bajos salarios que se pagan.

Es menester, que se exija y se aumente la capacitación del personal de Seguridad, para que verdaderamente puedan cumplir con su rol y se dignifique su tarea.

En la actualidad, la mayoría de este personal, no tiene cursos básicos de defensa personal o conocimientos de cómo reducir a un delincuente. Si le sumamos que tampoco portan armas, se convierten en otra victima al momento de producirse un hecho delictivo.Tampoco cuentan o son rudimentarios los conocimientos de RCP (Reanimación Cardio Pulmonar) y combate de incendios.

Por otro lado, la mayor parte de las empresas (públicas o privadas) que contratan servicios de vigilancia, no tienen una unidad de seguridad o si la tienen, carecen de personal profesional idóneo para determinar sus necesidades en ésta área, por lo que mal pueden seleccionar adecuadamente, la empresa de vigilancia a contratar o -lo que es peor-, deben ajustarse a un paupérrimo presupuesto para este rubro, con una valoración de importancia, igual al servicio de limpieza.

Es común observar, que los servicios de limpieza y vigilancia, están comprendidos dentro de una gerencia de servicios, lo cual es un grave error. El tratamiento de la seguridad es puntual y única. Basta preguntarse por qué, las grandes empresas de seguridad y vigilancia, no tienen sectores de corte de césped y limpieza.

En síntesis, si tenemos que quien contrata no sabe o no puede, el contratado no reúne las condiciones mínimas para cumplir lo que ofrece,  la reglamentación vigente no se ajusta o exige niveles de capacitación insuficientes para la prestación de esos servicios, además de no contar con políticas de seguridad y falta cultura en tal sentido, estamos parados en arenas movedizas. Hacemos innumerables esfuerzos por salir, pero cada vez nos enterramos más.

 

¿Cuál es su opinión sobre los aportes de la seguridad electrónica?

La seguridad electrónica ha sido un gran avance tecnológico y significa una muy buena herramienta para el profesional de seguridad, a la hora de diseñar un sistema de protección.

Se ha convertido en un gran complemento de la vigilancia física.

Los buenos resultados de estos sistemas están dados, en función de la idoneidad del profesional a cargo de la selección del sistema, en relación de los resultados del estudio de seguridad de la instalación, de un correcto monitoreo y la celeridad de la respuesta.

Recordemos que toda acción provoca una reacción y luego una intervención. Cuanto más tiempo transcurra, entre la acción y la intervención, menos resultados positivos obtendremos y más espacio le facilitamos a la delincuencia.

Por esta razón, el daño infringido es proporcional al tiempo demorado en intervenir. Si demoramos 5 minutos en llegar a dar la respuesta, quizás solo nos hayan dañado la puerta. Si demoramos 30 minutos, nos forzaron la puerta, ingresaron y nos hurtaron.

Una respuesta o intervención tan demorada, es ineficiente y hace menester complementar el sistema, con vigilancia física ya que en estas circunstancias, contar solo con un sistema electrónico es totalmente desaconsejable e inútil.

Lamentablemente, se venden sistemas de alarmas basados en impresionantes argumentos técnicos que hechizan al incauto cliente y que sucumben a la hora de no tener una buena, rápida y eficaz respuesta.

Cabe acotar, que aquellos sistemas de CCTV y alarmas con una rápida respuesta, son muy útiles y le dan tranquilidad el cliente.

¿Qué debería hacer, una empresa que no cuenta con un sector de seguridad propio o personal idóneo, para solucionar sus necesidades de seguridad?

 

En muchas empresas con las características que usted menciona, la seguridad funciona por “automedicación”. Vale decir, como aquella persona que tiene un dolor de cabeza y como un amigo le mencionó, que tomando determinado analgésico, el alivio sería de forma inmediata, él también lo compró, esperando los mismos resultados. El problema es, que él tiene problemas gástricos y su amigo no, por lo que al dolor de cabeza se le alivió, pero ahora tiene una úlcera. Si hubiera consultado a su Médico, se habría evitado la úlcera y habría gastado menos dinero.

Lo que intento decir con esta moraleja es, que cuando no se cuenta con un sector de seguridad o con personal idóneo, se debe acudir a un Asesor en Seguridad, para que realice en nuestra empresa, un estudio de seguridad y de esa forma nos brinde un diagnóstico de situación. Además, nos va a orientar en los recursos técnicos y humanos a seleccionar. Es más, podemos dejar en sus manos las condiciones y selección de la empresa de seguridad a contratar, además de lo propio, en cuanto a sistemas electrónicos y reducción de vulnerabilidades, muchas veces impensadas por muchos empresarios.

A mediano plazo, la empresa que adopte esta posición, estará ahorrando mucho dinero en pérdidas, con la confianza de tener un sistema de seguridad, adaptado eficientemente a sus necesidades.

"La seguridad de una empresa es una inversión y no un gasto".

 

Fuente : Staff de redacción de Seguridad Portal Web

Seguridad Portal Web - www.seguridadportalweb.com
 

 

Usted está aquí: Home Entrevistas Entrevista al Director de Seguridad Portal Web