Cómo elegir un automóvil seguro

Un automóvil puede ser más o menos seguro para sus ocupantes

Los automóviles presentan características diferentes que los hacen más o menos seguros para sus ocupantes. En el momento de decidir la compra de un coche es importante tenerlas en cuenta para aumentar la seguridad propia y de la familia. Las claves siguientes ayudarán a tomar una decisión más efectiva.

 

CLAVES :

Elegir un vehículo con un buen diseño estructural. Esto implica una adecuada "jaula de seguridad" (el área donde viajan los ocupantes), y estructuras en el frente y en la cola diseñadas para doblarse absorbiendo la fuerza del choque. No todos los vehículos tienen la misma performance en este aspecto; algunos tienen estructuras de absorción demasiado rígidas o demasiado cortas que impiden una buena absorción de fuerzas; otros tienen jaulas de seguridad demasiado débiles.

Consultar información sobre performance en choques, si existe para el modelo que se está considerando. Varias organizaciones europeas y norteamericanas disponen de información sobre el comportamiento de numerosos modelos en choques experimentales.

Preferir coches más grandes. Estos tienen estructuras de absorción más largas, lo que reduce las posibilidades de que lleguen fuerzas letales a la jaula de seguridad. También, las jaulas de seguridad suelen ser más espaciosas en los vehículos grandes.

Preferir coches más pesados. Esto es beneficioso en choques contra otro vehículo, porque traslada el impacto del choque al vehículo más liviano.

Asegurarse de que el vehículo cuente con cinturones de seguridad de última generación.

Asegurarse de que el vehículo cuente con airbags de última generación. Según el Insurance Institute for Highway Safety, el airbag duplica la protección ofrecida por el cinturón de seguridad contra lesiones encefálicas severas. También, la presencia del airbag permite a algunos fabricantes modificar el diseño de los cinturones de seguridad para reducir el riesgo de fracturas de costillas causadas por éstos.

Elegir un vehículo que permita llegar fácilmente a los pedales sin necesidad de acercarse demasiado al volante. Esto reduce el riesgo de lesiones por airbag.

Considerar la posibilidad de airbags laterales con protección para la cabeza.

Asegurarse de que el vehículo tenga apoyacabezas en los asientos, que previenen lesiones en caso de un choque desde atrás. Deben estar posicionados directamente atrás de la cabeza, y cerca de la misma. Si la posición es ajustable, controlar que puedan ubicarse de la forma citada. También controlar que, una vez posicionados correctamente, queden trabados así (algunos modelos no quedan trabados, y en un choque pueden desplazarse).

Evitar vehículos con una performance muy superior a la que va a necesitar. Los conductores de vehículos de alta performance tienen más accidentes fatales que las personas con sus mismas características que conducen otros vehículos. Son particularmente peligrosas las combinaciones "conductor joven + vehículo de alta performance".

 

BIBLIOGRAFÍA:

Maher J: Report investigating the importance of head restraint positioning in reducing neck injury in rear impact. Accident Analysis & Prevention 2000; 32(2): 299-305.
National Highway Traffic Safety Administration: Buying a Safer Car for Child Passengers 2000. NHTSA / American Automobile Association, consumer education brochure.


COMENTARIOS:

Los airbags tienen el potencial de causar lesiones por sí mismos, sobre todo cuando una persona está demasiado cerca del airbag en el momento en que éste comienza a inflarse. Es necesario seguir las instrucciones de los fabricantes y los organismos de seguridad para reducir estos riesgos.
.

Tomado de la web : www.elcomo.com

 

Seguridad Portal Web – www.seguridadportalweb.com