Los peligros ocultos de la Red

Internet está lleno de peligros, pero los más importantes no son aquellos con los que convivimos, como los virus o los spam, sino los que permanecen ocultos.

A diferencia de lo que actualmente se piensa, los peligros oficiales de la Red, entre los que están los virus, el phising o los crackers, no son los más peligrosos. Según el informático Jorge Cortell, el verdadero riesgo está en todos aquellos sistemas que no vemos pero que nos controlan y que, además, retienen nuestro datos. Como ejemplo sitúa al Gran Hermano de la vida real, las cámaras CCTV, que «puede llegar a conocer nuestras costumbres y además, se extienden por todos lados». El informático sólo da un dato: en Gran Bretaña se contabilizaron 4 millones de este tipo de cámaras. 

El mal uso de las tecnologías, como puede ser el voto electrónico o el DNI digital, también puede dar lugar a situaciones comprometidas en las que tus datos no se usan con el fin correcto. La intrusión en la privacidad de datos personales a través de ordenadores es un riesgo hasta tal punto que, en Estados Unidos, se están dando casos de «robos» de identidades que, el año pasado, afectaron a siete millones de personas. Básicamente, se producen cuando alguien que se hace pasar por un banco, una institución financiera o una tienda conocida contacta con un cliente por correo electrónico. Pero el remitente no es quien dice ser y su única intención es buscar una respuesta al correo, que tiene aspecto de ser oficial, obteniendo los datos y claves de conexión para el acceso a la cuenta bancaria de la víctima.



Jorge Cortell habló de códigos opacos, en los que los sistemas te piden que confíes ciegamente en ellos y hagas doble clic en sus páginas sin mirar y, también, de la red Echelon, mundialmente desconocida pero, según sus palabras, muy activa. Se trata de unas antenas, distribuidas a nivel mundial, que interceptan todas las telecomunicaciones digitales del planeta. Lo más destacable es su «ránking de potencialidad terrorista», en el que si cumples unos parámetros, puedes llegar a ser vigilado.

Otro de los peligros es el RDIF, es decir, el sistema de detención por radiofrecuencia, en el que se puede llegar a conocer dónde estás.

A pesar de esta presentación fatalista de la Red, Jorge Cortell quiso explicar algunas de las posibles soluciones para que los ciudadanos no se encuentren «alineados por Internet». En primer lugar, todo navegante debería tener una autodefensa digital, es decir, que se debería informar bien y, posteriormente, actuar. Al mismo tiempo, debería usar siempre un software de código abierto y no se debería abandonar la criptografía. Además y ante todo, Cortell da un consejo: consumir de un modo consciente

Consejos para una navegación segura

Conectarse a Internet es abrir una ventana a un universo de información y entretenimiento, pero navegar por los procelosos mares del ciberespacio también es enfrentarse a una multitud de amenazas. Hay que tomar precauciones: la intimidad del internauta y la seguridad de su PC están en juego.

Los peligros que acechan en la Red cada vez son más: virus, spam, software espía, phising... Nadie está a salvo de amenazas y las protecciones nunca sobran. De cualquier forma, seguir unas pautas de navegación prudente e instalar varios programas resultan fundamentales.

Correo basura

-Frente al spam no hay milagros. La prudencia es el arma más potente de la que dispone el internauta. Hay varios proveedores de correo que ofrecen herramientas anti correo basura, pero nunca está de más tener varias cuentas especializadas: una para correo personal, otra para comprar, una más para registros... De todas formas, será muy difícil que alguna de ellas no sufra la plaga.

Phising

El phising es una estafa. Básicamente consiste en la duplicación de una web de un banco para engañar al usuario, al que se han enviado correos para que acceda e introduzca sus datos en la página falsa. No hay soluciones milagrosas para frenar esta amenaza, tan sólo un arma muy gallega: la desconfianza.

Virus

-Para hacer frente a los «bichos» que pululan por la Red resulta casi obligatorio tener un programa antivirus. Pero no llega con tenerlo instalado, hay que disponer de una suscripción en línea para actualizar continuamente las bases de virus. Así el programa podrá hacer frente a las nuevas amenazas que surgen cada día. Los antivirus más famosos son Panda, Norton y McAffe.

Ventanas emergentes

La navegación se vuelve molesta o, a veces, imposible cuando al visitar una página saltan varias ventanas emergentes (pop-up) no solicitadas por el usuario. Muchas de estas ventanas se presentan con fines publicitarios, pero otras buscan que el usuario pinche involuntariamente sobre ellas para instalar software espía. Pueden ser peligrosas. Para combatir esta plaga se pueden descargar de la Red los llamados popup killers (mata ventanas emergentes). Google y Yahoo los ofrecen incluidos en sus barras de navegación.

Programas espía

Son aplicaciones que se dedican a recopilar información del sistema para luego enviarla a través de internet. Suelen ser invitados no deseados. Normalmente penetran en el pecé sin que lo advierta el usuario, enmascarados en autorizaciones para instalar otros programas. Son muy peligrosos, porque algunos pueden acceder a información personal del usuario (nombre, dirección de correo electrónico...) o incluso a datos fundamentales como cuentas de usuario y contraseñas. Uno de los mejores programas para combatir el spyware, es el Spybot-Search and Destroy.

Secuestro del navegador

Los programas espía más intrusivos cambian la página de inicio del navegador por otra de su elección. Ya sea una web en blanco, erótica, publicitaria o de contenido dudoso, no se puede arreglar fácilmente. Y es que no se puede cambiar a través de las opciones del navegador. La página ha sido secuestrada. Hay que instalar otro programa, por ejemplo el Antisecuestro V.1.0 de la Asociación de Internautas, para subsanar el problema.

Ataques del exterior

Un cortafuegos o firewall es un programa que restringe las conexiones TCP/IP que puede iniciar o recibir un ordenador conectado a la Red. Comprueba qué programas son los que acceden o reciben conexiones de internet. Así puede evitar que las aplicaciones espía puedan enviar información sin el consentimiento del usuario o proteger la información vital del pecé frente a miradas indiscretas del ciberespacio. Aunque hay muchos programas en la Red a disposición del usuario, Zone Alarm es uno de los más prestigiosos.

Agujeros de seguridad

La labor de los cortafuegos puede verse empañada por los navegadores. En su código fuente se descubren cada cierto tiempo «agujeros» por los que pueden colarse agresiones externas. Por eso hay que estar atentos a las actualizaciones que ofrecen desde sus páginas web los fabricantes de estos programas.

Más peligros

Los precedentes no son los únicos peligros que acechan en la Red. El Congreso Xuventude Galicia Net 2005 acoge la conferencia de Jorge Cortell. Este profesor de Oxford hablará esta tarde de las formas de control de la información dentro de Internet.

Artículo tomado del sitio web :  www.belt.es

Seguridad Portal Webwww.seguridadportalweb.com