Búsqueda y selección de personal de seguridad

Autor: José Luis Spaltro

 

Encontrar la persona adecuada, para un objetivo determinado y que además, contemple el perfil acorde, no es tarea fácil ni rápida de ejecutarse.
A ello, hay que sumar que la persona preseleccionada (si realmente la encontramos) sea del agrado del recurrente; no registre antecedentes desfavorables, viva donde dice vivir y cuente con experiencia en la materia.

 

Las Empresas de Seguridad invierten mucho dinero en marketing: avisos gráficos, radiales, televisivos, carpetas de presentación, folletería, páginas en Internet, etc., además de los gastos o inversiones no visibles en representación y protocolo.


También hay que agregar:

- Imagen Institucional, con sobrias oficinas siempre pulcras.
- Equipamiento tecnológico.
- Sistemas de comunicación y telefonía confiables.
- Indumentaria para el personal.

Y lo que no debemos olvidar, por más que la legislación así lo determine:

- Registro del personal.
- Seguros.
- Obra Social.
- Sindicato

También -siguiendo la sumatoria de gastos/inversiones- aunque algunas Empresas no lo cumplimenten:

- Alta ante los Organismos de Aplicación (Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires, Ministerios de Seguridad Provinciales, etc)
- Estudios Preocupacionales (revisación médica y análisis clínicos y placas radiológicas)).
- Estudios Prelaborales (entrevista con el postulante en su domicilio, verificando domicilio y documentos, estudio socio-ambiental de su lugar de residencia, medios de movilidad que circulan por las proximidades, verificaciones laborales y de referencias generales).

 

- Diagnóstico Psicológico o Grafotécnico

- Capacitación (o reentrenamiento)

En síntesis:

Los gastos/inversiones de las Empresas de Seguridad, para funcionar dentro del marco legal y asegurarse que los Recursos Humanos que integran la Compañía son los mejores seleccionados y confiables, son muchos y sus costos altos.

Si volvemos al título de presente artículo, encontraremos que la Búsqueda y Selección de Personal es un problema de difícil resolución, más aun en las actuales circunstancias, en que el desempleo en todos los rubros y niveles se está incrementando.

La experiencia profesional de más de 35 años, exclusivamente en el Area de la Seguridad, me permite indicar lo siguiente:

- Los avisos, muchas veces no son claros en cuanto a horarios o lugar de prestación del servicio.
- Los Selectores, muchas veces, no son aptos para la tarea y caen en los errores típicos de formular preguntas "prohibidas" -datos sencibles- como por ejemplo: orientación sexual, credo o religión, enfermedades o tratamientos, deudas (... quien no tiene deudas ? )
- El desprecio hacia el postulante -en muchísimos casos- en por demás notable: largas esperas en la calle; trato indecoroso; falta de consideración por el aspecto físico o vestimenta, etc

Y además:

Las incorporaciones masivas y de urgencia, permiten ingresos no deseados (por más que al postulante le hagan firmar varios formularios en blanco o contratos de ilegible lectura).

Quienes deberían hacer la Selección (primer contacto entre los postulantes y la Empresa) en algunos casos son los Supervisores; empleados de contaduría o un Vigilador (con un brazo enyesado), limitándose a entrevistar superficialmente al potencial candidato, sin reparar en su experiencia, domicilio, modales, certificaciondes exhibidas, referencias, etc.

Otras veces, un/una empleada de Recursos Humanos más atento a los llamados amorosos -vía celular corporativo- que al potencial colaborador que tiene al frente, no advierte defectos, falencias, irregularidades en la documentación.

Alguien (Director, Jefe de Personal, Selector) hizo un exámen de visu (postulara, modales, lenguaje y aparente aptitud para la tarea) ?

Los resultados (o consecuencias) se detectan a los pocos días.

Con bastante frecuencia, leemos que la selección se realiza en el bar de una estación de servicio o en el móvil de la empresa, estacionado frente a un supermercado.

En casos muy puntuales, la selección la realiza el Director de la Empresa, quien está más atento a los llamados que recibe en sus celulares (por lo general 2) mientras mira de reojo la pantalla de su computadora, firma cheques o revisa presupuestos.

Eventualmente, la selección la hace un Selector.

A pesar de no contar con estadísticas (de ninguna fuente) y de todas las incoherencias aquí referidas -que todos sabemos son reales- los resultados, milagrosamente, son aceptables y el nivel del personal -tanto postulantes como colaboradores ingresados- es mayor que en otros rubros.

 

 

Autor del artículo :  José Luis Spaltro

 

Seguridad Portal Webwww.seguridadportalweb.com